Una buena amistad

La amistad es una de las cosas que difícilmente se puede encontrar y no todos tienen el privilegio de contar con un buen amigo incondicional, ahora con la tecnología puedes tener miles de amigos en las redes sociales a pesar de que no los conozcas personalmente o sin importar que jamás hayas cruzado una sola palabra con el amigo virtual, mis hijos hoy en día hablan de tener miles de amigos y que les dan los mentados “likes” eso los hace estar contentos pero; yo me preguntó qué sentido tiene esa relación a la cual no puedo catalogar como amistad ya que no está basada en ningún aspecto bajo el cual se forja una verdadera y sólida amistad en la vida real como la confianza, la honestidad, el compañerismo, te mencionare una experiencia que con todo gusto te comparto.

Enfrente de mi casa había un terreno baldío el cual posteriormente compro un joven que se notaba lo inexperto en eso de la construcción puesto que le estaban dejando un pedido que solicito a una casa de materiales para comenzar con la cimentación pero al bajar el material el chavo le discutía a los cargadores que las varillas de acero que le llevaron no las quería dado que estaban oxidadas y que tal vez ya no servían así, que quería que se las llevaran de vuelta y le entregaran unas en mejor estado, al escuchar la discusión baje las escaleras de mi casa, me tome el atrevimiento de acercarme a él y escuche su argumento; no interrumpí aunque tengo un poco de experiencia, no soy albañil pero si sé que al estar un poco desgastadas es mejor ya que tienen más adherencia con el concreto, le explique esto al joven además le sugerí que si no me creía que fuera a una construcción en la cual viera que están trabajando y que preguntara acerca de esto para salir de dudas, al principio no parecía muy convencido pero me escucho y dejo de alegar. La siguiente semana cuando llegue a casa después de haber salido con la familia a dar un paseo el vecino me estaba esperando para agradecerme por lo que le había aconsejado anteriormente.

La experiencia me enseño que no porque el material no tenga la mejor apariencia quiere decir que no sirve, esto solo se aprende con el tiempo y la practica además después de haber levantado mi casa y hecho modificaciones yo también supe lo que él ignoraba entonces es cierto que el conocimiento no sirve de nada si no se comparte.

A partir de ese momento hicimos amistad, en el transcurso en el cual levantaba su construcción él me pidió de favor que le echará un vistazo al material para que no se lo robaran y también que si había algún problema me comunicara de inmediato con él y cosas como esas, al poco tiempo de haber concluido con la obra él llego a habitar la casa con su familia y la verdad me agrada tener un buen vecino y amigo ya que gente honesta y agradable como ellos pocos; después de tantos años de vivir en esta colonia no tengo ningún otro amigo por los alrededores y él rápidamente se ganó mi aprecio.

Un buen amigo es alguien especial y no todos son verdaderos amigos aunque convivas con ellos en el día a día, pero si tienes el privilegio de contar con uno o más créeme que eres muy afortunado.

Disfruta de la vida

Cada joven debe conocer, explorar y divertirse en todo momento pues llega una etapa en la vida en la que sin poder evitarlo te conviertes en adulto con lo cual se deben adquirir responsabilidades y asumirlas sin pretextos, por ello les voy a platicar como cambia la vida de ser adolescente y después convertirte en adulto y casarte, creo que debes disfrutar, gozar y aprovechar todas las oportunidades que se te presenten en cada etapa de tu vida al máximo, antes de perderte la diversión porque no es para nada igual ni siquiera es un poco parecido.

Al menos en mi experiencia fue de este modo cuando yo era soltera me podía ir de fiesta cuando quisiera incluso hasta en días de trabajo sin importarme si dormía solo un par de horas antes de volver a trabajar o comer solo unos bocadillos de camino a la oficina, veía películas de terror en fechas de Halloween en el cine, no necesitaba llevar un suéter o chamarra pues si hacia frío mi novio me cobijaba con el suyo y listo, no debía cuidar mi vocabulario, no tenía pendiente por la manera de gastar mi sueldo y podía derrocharlo en tonterías y banalidades.

Pero al convertirme en una señora casada y madre de dos pequeños en edad escolar todo ha cambiado por completo pues ninguna de todas las anteriores cosas que describí puedo realizar aunque parezca muy exagerado, ya que ahora no es posible ni siquiera ver en el cine una película que no sea de corte infantil y con muchas canciones, antes de tener a mis hijos mi esposo y yo veíamos la noche de brujas películas de suspenso y este año no fue posible así que terminamos viendo un programa de comedia en la tele, que  la verdad si estaba entretenido, mientras yo les preparaba una botana mi pequeño se acercó a la cocina para preguntarme que era un jet privado wey, al escuchar en un principio solo apreté los labios para no reír pues se escuchaba muy gracioso en su pequeña voz, pero no podía hacerlo de modo que respire profundo y lo primero que hice fue preguntarle donde había escuchado eso y señalo al televisor, le pedí a mi marido que le explicara el significado a pesar de que bien lo habría podido hacer yo pero, quería que de ese modo él también sea más consiente de los programas que les permite ver a los niños ya que para eso existe la clasificación de la programación. Es muy dado que muchos padres no cuiden lo que sus hijos observan y menos el vocabulario que usan y esa es una de las circunstancias que soltera no tenía problema pero ahora no quiero escuchar a mis hijos hablando de esa manera, pues aun no es su tiempo, más adelante ya tendrán la edad para disfrutar de eso y de otras cosas más.

Así que si eres un joven y soltero o una chica libre de compromisos vive al máximo ese momento, recuerda que después te convertirás algún día en el ejemplo a seguir así que disfruta cada una de tus etapa y sin prisas de todas formas llegaras a adulto.

Las lecciones de manejo

Mis hijos adolescentes desde hace unos meses me han estado pidiendo que les enseñe a manejar  pero mi esposa piensa que aún no es tiempo pues dice que espere hasta que por lo menos cumplan diecisiete años, considero que es bueno que aprendan jóvenes antes de que les de miedo puesto que eso fue lo que a ella le sucedió, quiso aprender a los veinte años pero la persona que le estaba dando las lecciones era un antiguo novio y este tipo no fue para nada paciente ya que le gritaba mucho al darle instrucciones por lo cual lógicamente desistió de la idea, ese es el motivo por el que ella hoy por hoy no sabe conducir y tampoco se anima a que le enseñe.

He estado buscando alguna solución viable, después de pensar un poco que podía hacer estoy tratando de conseguir un espacio seguro, sin que haya otros autos para que de esa manera primero generen confianza antes de que comiencen  a manejar por las calles.

Al inicio  de la semana se me ocurrió la idea de visitar un negocio de venta de trafitambos para comprar unos y con ellos delimitar un carril de la calle donde vivimos para practicar y así evitar que haya flujo vial al cual entorpezcamos con las improvisadas clases de manejo, pero lo que más me interesa es que no se pongan nervioso tanto mis dos hijos así como ella y que les permita practicar sin que sienta tanta angustia, preocupación e histeria. Ya tenía el plan completamente hecho en mi cabeza todo estaba resuelto; pero mi esposa me puso los pies en la tierra puesto que me dijo que podía meterme en problemas con la autoridad por cerrar la circulación aunque no sea totalmente, además me hizo pensar y darme cuenta de que no podía hacer algo así puesto que a los vecinos les podía molestar el que yo tomara una decisión como esa, sin consultar su opinión o pedirles su autorización.

Esta vez ella tiene razón y obviamente me dejo sin palabras, pero ya tenía mis trafitambos y  no pensaba darme por vencido antes de intentarlo de modo que redacte un escrito al cual le anexe una hoja en blanco para recolectar las firmas y autorización de mis vecinos para cerrar el carril durante el lapso de una hora por las noches esperando que no les moleste, me preocupaban un par de ellos. El fin de semana aproveche para comentar mi propósito con la mayoría de ellos pero me asombro tanto que a los que yo temía que no estuvieran de acuerdo fue totalmente al revés, lo único que me pidieron a cambio fue que si le podía dar unas clases a su hijo porque  está apunto de la mayoría de edad, acepte sin problema alguno. Otros  me pusieron como condición que esto no lo hiciera muy temprano para no obstruirles la entrada de sus casas y otros comentaron acerca de que si me voy a dedicar a dar clases de manejo para mandar a sus  hijos.

Ayer realizamos el primer día de lecciones y nos fue muy bien espero que no tarden mucho en aprender para poder enseñarles a los demás jóvenes del fraccionamiento ya que sus padres me apoyaron y a manera de agradecimiento por el favor que me brindaron, lo haré como una actividad motivacional para ellos y estableceré un horario de días para que todos tengan la oportunidad de practicar por igual.