Si te has hospedado al sur de la Ciudad de México, no dejes de visitar el Campus de la UNAM

Si te has hospedado al sur de la Ciudad de México, no dejes de visitar el Campus de la UNAM

Cuando se piensa visitar la Ciudad de México, llegar a hospedarse en el Centro Histórico tiene mucho sentido, sin embargo, hay ocasiones en que las circunstancias te llevan a buscar hoteles en Insurgentes Sur o en sus zonas aledañas.

Esto es genial ya que estarás mucho más cerca para conocer una de las pocas (si no es que la única) Universidad que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Sí, así es, el campus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en la Ciudad de México fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2007.

Puede parecer extraño que una Universidad reciba este reconocimiento, pero al conocer la historia del campus y todo lo que abarca, la designación tiene perfecto sentido.

Su historia se remonta hacia el 21 de septiembre de 1551 cuando fue fundada con el nombre de la Real y Pontificia Universidad de México.

Se convirtió en la Universidad Nacional de México, poco antes de la Revolución Mexicana, en abril de 1910 cuando Justo Sierra, educador y primer rector, presentó el Acta Constitutiva de Educación Superior y luego presentó el proyecto para la propia universidad, bajo la presidencia de Porfirio Díaz.

La universidad recibió su estado autónomo en 1929, lo que le da libertad para definir su propio plan de estudios y administrar su propio presupuesto sin la interferencia del gobierno.

La UNAM es la única universidad que tiene un área natural protegida de pleno derecho dentro de su campus. La Reserva Ecológica Pedregal San Ángel fue declarada reserva natural en 1983 y originalmente tenía un territorio de 124.5 hectáreas.

Desde ese momento, la extensión de la reserva ha crecido 112 hectáreas adicionales y ahora abarca 237,3 hectáreas.

El área es de particular interés porque está formada por grandes depósitos de rocas volcánicas que albergan una gran variedad de plantas y animales que son únicos en este ecosistema especial.

Aquí podrás apreciar el Espacio Escultórico que es un jardín de esculturas, la mayoría de las cuales está formado por piezas enormes y abstractas, y se encuentra dentro de la reserva ecológica.

También podrás visitar el jardín botánico que tiene una sección dentro de la reserva ecológica, la entrada es gratuita y el jardín está abierto desde las 7 a. m. Este es un lugar en donde muchos estudiantes y lugareños vienen aquí a correr por la mañana.

Dentro de sus grandes e importantes edificios se encuentra el Museo de Ciencias Universum. Es un museo de ciencias con exhibiciones interactivas que son divertidas y educativas para toda la familia.

La misión del museo es contribuir a la formación de una cultura científica y tecnológica, y promover el interés en la ciencia y la tecnología en la sociedad en general. Algunas de las exhibiciones permanentes del museo incluyen un pabellón de mariposas, una exhibición de plantas medicinales y un planetario.

Hay un área del museo dedicada a niños de 1 a 6 años, aunque muchas de las otras exhibiciones del museo también serán interesantes para ellos.

Varios son los museos que podrás encontrar aquí, por ejemplo el Museo MUCA (Museo Universitario de Ciencias y Artes), el Museo Universitario de Ciencia y Arte, que alberga una variedad de exhibiciones temporales, principalmente obras de arte multimedia de artistas mexicanos.

La Sala Nezahualcóyotl es un escenario donde la música es su musa, además de contar con una de las bibliotecas más imponentes e importantes de América Latina.

Otro museo universitario es el MUAC (Museo Universidad de Arte Contemporáneo), es un museo con una colección permanente que tiene obras de arte que datan de 1952.

Situado justo al lado del campus de la UNAM se encuentra el sitio arqueológico de Cuicuilco. Lo incluyo aquí porque es una buena idea para combinar con una visita a la UNAM, y da una idea de la historia y geología antiguas de la zona.

La UNAM es una buena atracción para incluir en una visita a la Ciudad de México. Dado que muchas de sus atracciones están abiertas los lunes, es posible que desees planificar tu visita para ese día, cuando la mayoría de los museos de la ciudad están cerrados.